Reporte y Análisis Financiero

Los Estados Financieros Básicos 

Los estados financieros son el resultado final del sistema de contabilidad en una empresa. A través de ellos, una empresa comunica a partes fuera del negocio (e.g. Bancos, proveedores, inversionistas) la información financiera recopilada y procesada por el sistema de contabilidad. La gerencia de la empresa es responsable por su forma y contenido. 

El análisis de los estados financieros es la evaluación e interpretación de estos documentos en el contexto de su industria y ambiente macroeconómico. Este análisis se lleva a cabo para tomar decisiones racionales y fundamentadas que generalmente tienen que ver con prestar o invertir dinero en la compañía. Aunque cada usuario hace un análisis distinto, usualmente se busca entender la posición financiera y el desempeño y rentabilidad pasado y presente de la compañía  para lograr hacer un pronostico bien fundamentado del futuro.

Cuando una empresa quiere pedir un préstamo, ya sea de corto, mediano o largo plazo, es muy importante que la información presentada en sus estados financieros sea clara y tenga notas explicativas acerca de las decisiones contables y estándares de la compañía. De esta manera el acreedor, ya sea un banco, proveedor o cualquier otra institución, puede comprender el negocio y sus flujos, así como tener un panorama claro de como es que el préstamo se va a pagar, lo que minimiza el riesgo al acreedor y por ende baja el costo del financiamiento.

Existen cuatro principales estados financieros que, con sus notas explicativas y otros datos se entrelazan y permiten entender el panorama completo.

Los cuatro Estados Financieros principales son:

  • Estado de Resultados.
  • Balance General.
  • Estado de Fujo de Efectivo.
  • Estado de cambios en el Patrimonio Neto.

Estado de Resultados

El estado de resultados resume los ingresos y los gastos por un periodo de tiempo generalmente mensual, trimestral o anual. Este documento nos muestra algunos de los cambios en el activo, pasivo y capital de la compañía entre dos Balances Generales consecutivos, que son «fotografías» de la situación financiera de la empresa en una fecha particular. Este estado financiero, también conocido como estado de pérdidas y ganancias, lista los ingresos y los gastos de la compañía que son recurrentes y tienen que ver con la operación. 

Aunque no existe un tipo de formato estandarizado, a continuación se muestra un ejemplo genérico:

Estado de Resultados
     Ventas
 +     Otros ingresos
 –      Gastos operativos
 –      Gastos financieros
 +/-   Gastos o ingresos no frecuentes
 =     Utilidad antes de impuestos de operaciones continuas
 –      Impuesto a la utilidad
 =     Utilidad Neta de operaciones continuas 
 +/-   Ingreso de operaciones descontinuadas
 +/-   Ingresos o egresos extraordinarios
 +/-   Efecto acumulado de cambios contables
 =     Utilidad Neta

La meta del análisis del estado de resultados es concluir en una manera de pronosticar las ganancias futuras de una compañía y sus flujos de efectivo. El análisis necesita datos recurrentes por lo que la Utilidad Neta de Operaciones Continuas es un buen indicador de las ganancias futuras. La Utilidad Neta, de no ser repartida en dividendos, pasará a formar parte del capital de la compañía como utilidades retenidas.

Balance General

El Balance General nos da un vistazo de la condición financiera de la empresa en un punto particular del tiempo. Por esta razón se le compara con una fotografía. Este estado financiero nos muestra las mayores cuentas de Activo, Pasivo y Capital en la fecha indicada así como la manera en la que se interrelacionan.

Existe una ecuación sobre la cual el Balance General es creado:

Activo = Pasivo + Capital

  • Activo se le llama a cualquier recurso económico controlado por la empresa.
  • Pasivo es cualquier obligación financiera que la empresa deba pagar en el futuro. Un ejemplo muy claro es el crédito.
  • Capital es la inversión inicial de los socios más las utilidades retenidas desde el inicio de la compañía y aportes extraordinarios.

La ecuación del Balance General simplemente dice que los recursos controlados por la compañía o pertenece a los dueños o es una deuda que debe pagarse en el futuro. Por lo tanto cualquier aumento en el activo de la empresa debe representar un aumento en el pasivo o el capital.

 

Estado de Flujo de Efectivo

El Estado de Flujo de Efectivo, tal cual lo dice su nombre, sirve para conocer de donde provino el efectivo y a que se destinó durante el periodo reportado. El reconocimiento tanto de los ingresos como de los egresos es un tema delicado en la contabilidad, y la información reportada en el Estado de Resultados no necesariamente represento un flujo a la compañía.

Este Estado Financiero reporta los flujos de efectivo de la empresa de acuerdo a tres tipos de actividades; Operativas, Financieras y de Inversión.

El análisis del Estado de Flujo de Efectivo nos permite evaluar a la compañía en las siguientes áreas:

  • Liquidez: que se refiere a la disponibilidad de efectivo para pagar deudas en el corto plazo.
  • Solvencia: que se refiere a la disponibilidad de efectivo para pagar deudas en el largo plazo.
  • Flexibilidad Financiera: que se refiere a la habilidad que tiene una compañía para responder a la adversidad financiera ó a oportunidades inesperadas.

 

Estado de cambios en el Patrimonio Neto 

Reporta los intereses de propiedad en orden en caso de liquidación. El documento pone muestra los cambios producidos en el ejercicio de las cuentas que componen el patrimonio neto o capital, así como los motivos que han causado tal variación. Este Estado Financiero reporta las cantidades y las fuentes de los cambios al Capital según las transacciones llevadas a cabo con los dueños por ejemplo pago de dividendos.

1 comentario en «Reporte y Análisis Financiero»

Deja un comentario